Nada funciona en el país y las muestras son variadas, en todos los sectores y como ejemplos de la semana: Según Bloomberg el racionamiento de combustible hunde aún más a Venezuela en la crisis económica, estando en cuarentena Venezuela, el país con la conexión a Internet banda ancha más lenta del mundo, la hiperinflación persigue cuando el dólar paralelo sigue subiendo y cierra cerca de los 294 mil bolívares y los torpes esfuerzos para exportar petróleo y producir gasolina terminan en que el régimen de Maduro admite derrames de petróleo y anuncia supuesta “limpieza” de las costas venezolanas.

La expansión de la pandemia se está acelerando (Olivares desmiente al régimen: Reportó 439 fallecidos en Venezuela a causa del Covid-19) con muy poca preparación para enfrentar esta crisis . El esfuerzo pareciera concentrarse principalmente en bloquear calles con uniformados y en “flexibilizar” cuarentena con fines de inscripción electoral y para salir a la caza de venezolanos “sospechosos” de tener coronavirus. Es de gran  preocupación la situación de los presos y particularmente la de los políticos, donde se activan las alarmas por la expansión del Covid-19 en las cárceles de Venezuela y Almagro alerta sobre posible brote de covid-19 en la Dgcim: “La dictadura es responsable de sus vidas”.

Probablemente la peor noticia es que Venezuela tendría el mayor índice de médicos fallecidos por covid-19 en Latinoamérica según ONG. Esa triste realidad se debe a que está confirmada la casi absoluta orfandad de apropiados implementos de seguridad para los médicos y todo el personal de salud. Los médicos están peleando una guerra desnudos y sin distingos, todos en Venezuela estamos en riesgo y sin médicos y personal de salud. Todo esto considerando además el enorme éxodo de médicos venezolanos que están haciendo su trabajo en otros países.

Las posiciones de la oposición
En Venezuela hay un sector de la oposición (la mesita) dedicado a su participación en las elecciones parlamentarias que organiza el régimen para Diciembre. Parece interesante compartir el resumen de dos artículos publicados esta semana y asociados a las otras dos posiciones de la oposición: 

En Hispano Post aparece un análisis de la Oposición: ¿condiciones electorales o gobierno de emergencia nacional?:  

  • Jefe de la fracción parlamentaria de AD:
    • 27 partidos políticos de oposición en Venezuela decidieron no participar en las elecciones parlamentarias.
    • El G4 ha decidido realizar un debate amplio con el objetivo de definir una estrategia política clara. (¿a estas alturas???)
    • Para poder salir de la crisis y de Maduro es necesario que exista un cambio de modelo.
    • La discusión se centra en cómo definir el quiebre del régimen.
    • Lograr condiciones electorales justas que permitan convocar, en primera instancia, unas elecciones presidenciales. Se puede hacer una elección presidencial y legislativa al mismo tiempo.
  • Un militante activo del partido Primero Justicia:  
    • Hay sectores dentro de la oposición que se empeñan en salir de Maduro mediante el cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.
    • Uno de los partidos del G4 quiere imponer el ya desgastado “mantra”, hoy en día rechazado por la gran mayoría de los venezolanos, ya que no ha tenido resultados y las condiciones políticas en el país cambiaron. (Será que las encuestas dicen que la gente quiere seguir con Maduro!!!)
    • Debemos tener coherencia con las acciones tomadas por la comunidad internacional, porque ellos aplican medidas y en Venezuela andamos por otro lado.

Analizando otra perspectiva política se publica ¿Es factible o inviable la propuesta de María Corina Machado para salir de Maduro?:

El planteamiento

  • La creación de una coalición internacional que despliegue una Operación de Paz y Estabilización en Venezuela (OPE).
  • Tiene seis aspectos: control del territorio, seguridad y desarme; asistencia humanitaria primaria; reconstrucción de la infraestructura de emergencia y de  servicios públicos; restauración de la ley y el orden; promoción del Estado de Derecho; y reinstitucionalización democrática del país.
  • Agrega un punto clave al Cese de Usurpación: presenta al caso Venezuela como un entramado geopolítico que atenta contra la seguridad hemisférica y regional. Hoy Venezuela está llena de grupos guerrilleros marxistas (FARC, ELN), de grupos terroristas (Hizbulá, Hamas), de fuerzas militares extranjeras (militares cubanos), de potencias con intereses económicos-políticos (China, Rusia e Irán).
  • La OPE es legítima y se contempla en el (TIAR).  También está el concepto de la responsabilidad de proteger, cuando en Venezuela se violó la soberanía para abusar de los Derechos Humanos.  Se han realizado misiones de paz y estabilización en otros países, en Haití, por ejemplo.
  • Los malos entendidos con la propuesta: imposibilidad y pasividad, reduccionismo, burla y caricaturización:
    • La crítica que ha recibido resulta exagerada y desmedida, ya que es una vía que nunca se intentó fidedignamente y tiene su antítesis en la ruta que se ha seguido: falsos diálogos, negociaciones ocultas y falsas elecciones.
    • Necesita visibilidad y venderse, y lograr imponer la narrativa de que en Venezuela no podemos solos, que necesitamos ayuda y que si no se nos ayuda este problema va a extenderse por toda la región y el hemisferio.
    • Con respecto a la “imposibilidad”, supuestamente la mayoría de los gobiernos aliados no están dispuestos a pagar el costo político de esta acción multilateral. Pero Maduro,Tareck y Diosdado tienen precios en sus cabezas por narcoterroristas, Alex Saab está en un proceso de extradición a los EE. UU y se ejecuta la operación antinarcótico más grande de la historia de Occidente.
    • Pedimos, pero no persistimos: a la comunidad internacional, a los políticos y a los mismos ciudadanos.
  • Contexto
    • El dilema es sencillo: nos resignamos a vivir con el chavismo y aceptamos que nos venció y no podemos derrotarlo o nos lanzamos a la construcción de esta posibilidad.
    • Requiere tiempo y depende de muchas situaciones: si continúa Trump o no, cómo siguen los liderazgos de Duque y Bolsonaro, cómo continuará el tema del COVID-19, etcétera.